Desde nuestra experiencia como restaurante italiano en Albacete hemos observado que muchas personas eligen nuestro establecimiento a la hora de disfrutar con sus familiares o amigos de los mejores platos del país alpino. Esta vez nos gustaría acercarte otro producto típico de Italia y que encanta por igual a mayores y pequeños: la focaccia.

La focaccia significa “hogaza” y se trata de una clase de pan de origen italiano que se elabora cocida a fuego con ingredientes tan simples como agua, levadura, harina, sal y aceite de oliva. No obstante se distingue de otros tipos de panes porque se le añaden hierbas aromáticas, cebolla pochada, aceitunas e incluso champiñones. El resultado es una especie de pan a medio camino entre una pieza de bollería y una pizza. Al ser tan esponjoso y suave, es el acompañamiento ideal para una guarnición.

Como restaurante italiano en Albacete queremos recordarte que el origen de la focaccia se remonta al siglo XVI, cuando los habitantes de la zona de Génova se vieron atacados por piratas Saracenos que sitiaron la ciudad de Recco. La población se refugió en los montes y sobrevivieron a base de esta sencilla receta. No obstante su historia también se encuentra ligada a Liguria, una región rica en plantaciones de olivos, principal ingrediente en la elaboración de la masa de la focaccia.

En La Fontana di Trevi somos un restaurante especializado en gastronomía italiana. Disponemos de una amplia y variada carta en la que podrás elegir los platos más típicos del país alpino.